Cuando el amor es real, puro y profundo trasciende a las personas que lo viven. En la vida, todos experimentamos muchos tipos de amor, pero hay uno muy particular que por lo general siempre se da y es el que se da entre el alumno y su docente. La coreografía presentada por los alumnos de 2º grado, y en particular la intervención del Profesor Mariano y la alumna Agostina, ha sido una muestra de eso que decimos: el amor con el docente y entre compañeros. Y aunque muchas veces reparamos en lo que se ve, en esta ocasión la sociedad reparó en lo que había en el interior de esa niña, de esos cientos de niños, de Mariano y de ese gran número de docentes que, llenos de emoción, seguían de lejos la coreografía, veían triunfar los sueños, la esperanza, el amor. Un amor que se hizo viral y que quiera Dios promueva e impulse amor en donde quiera que llegue.